Friday, September 21, 2012

El Planeta de los Poetas: Querer Mucho Menos Que Antes




Querer Mucho Menos Que Antes

Siento ser Humano
Me avergüenza lo que no soy todavía
Es que he acabado de ver algo de mi fatídica vida.

Siento mi pequeñísima y humana estatura.


Y es como un poco de los siglos pasados

y es pesado el ser pisoteado
Y se ha pisado una vez más nuestro pasado.

Déjate caer en un arroyo de rayos,

Toca los pétalos con una espuma de mar.
Tal vez tiemblo porque me veo en las cercanías de algún amor.

Tengo miedo de dejar aquellos vacios

No quiero saber de historias ya escritas
Muy pronto he de buscar un sitio.

Hay mucho humano y es tan grande este asilo por aquí

que me llena de miseria no poseer una esperanza
y entre este todo no encontrar ningún escondrijo.

Las palabras están tendidas por la lengua 

Que es una ropa colgada a la luz del sol.
Poco más allá de cualquier esófago con desvelo 
Por acá una oración completa veo.

Han caído las ideas, hijas del viento, en mi cabeza 

Como si un imán las hubiere atraído a este cruel cástigo

La gente suele acordarse viendo a la muerte cerca
y cuando su dolor es muy grande

Mientras yo duermo a la espera 
De tener siquiera alguna caricia de ésta.

Hay que tener paciencia
Para olvidarse de su propio yo

Hay que tener soberanía 
Para liberarse de el propio ego

Los sentidos se nos van, y nos dejan
Los contamos de uno en uno...

Sensaciones que desprendiéndose de la piel
Son hojas cayendo en un otoño triste al suelo.  


O recuerdos que se nos van inciertos
Por el agudo olvido transparente y punzante.

O lamentos que por el mismo filo se pierden
Dejando las marcas de un tiempo cortante.


De pronto no necesitamos ni queremos ya nada más,
y así nos pregúntamos con preocupación
¿Qué hubieramos hecho si antes como ahora mis sentidos se habrían ido? 
¿Qué hacer cuando las emociones idas nos han dejado solitarios sin felicidad? 

¡Cómo me siento en este preciso instante casi vulnerado y vulnerable!


Se me ha extraviado ese "yo era"
Todavía aún hoy lo ando buscando.

¿A dónde lo encontraré y para qué, si ya sé que no fue eterno y que ya pasó?
Me da miedo porque ¿Para qué estar aquí sin aquel ego mío bien puesto?

¿Qué sería de lo que es mío?
Sin este un yo que debería estar conmigo y en todo lo que respiro y pienso.

El ser es "yo" y sin su ego ya sería nada
Entonces dentro de mí cabría otro ser siempre sin su Yo. 

Desde alguna ventana se vislumbra desde un balcón, lo invencible

Me da ganas de decirte lo indecible
Explicarte en palabras lo que es invisible e inimaginable.

Se nos vuelve rotundo el dolor, tal vez crece más tangible con el silencio

Si lo dejarías ser, se te aparecería ante tus ojos
Y lo verías tal y como lo sufro yo
Algo de todo esto nos haría por instantes libres y también tristes. 


Libertad se pide en la misma casa de un preso deprimido

Un preso sin carne, sin ojos, sin músculos, ni sesos
Hecho solamente de huesos atravezados por espinas llenas de sufrimientos.

Hay un organismo anárquico y esquizofrénico  

Que habla con la soga bien atada al cuello 
Tal vez es de alguno que fue también ahorcado maliciosamente.

Llegué, sé que hoy ya me di cuenta y me voy

Sé que estoy siendo aún como soy 
Sé que hay un hueco esperando 
Una llegada en esa esquina curva y torcida.


No sé cuál sea esa distancia y menos querré saberla.

Es así la vida, y yo me comí a la serpiente y no a la manzana.
Me mordí con mi misma dentadura y me quedé en la tierra del deseo inmediato, 
Solitario, pero qué divina, como ninguna, es la desventura.

Ya me iré y tu cantarás... y te irás del mismo modo que yo 

Es más, todos nos vamos, a algún sitio diferente y, llegamos al mismo lugar 
Parece ser que al final resulta que no importa cuál hubiere sido nuestro destino.

En la suma total hay una terrible resta y sólo nos queda un camino.

Ya lo sabemos todos. Por eso hay quienes optan por vivir otras vidas
Viven los momentos de otros o van a otros lugares por turismo fementido.

Al fin, no será la misma muñeca ni la misma mano, y serían de otros esos dedos
No son las mismas tuercas o manivelas tampoco 
Pero sí te dan la misma clase de vueltas 
Todos las damos a cada hora de aquellos días de todos esos años.

Siendo algo diferentes nuestros motivos

Todavía yo tendría que querer menos que ahora
Pero lo reconozco: Hoy quiero mucho menos que antes. 


New York, Feb. 26, 2003 
Reviewed and Modified by JMK, NY Sep 21,  2012 - Reviewed again NY Oct 24, 2012


John M. Kennedy (c) copyright - All rights reserved

Plowed Results | Resultados Arados